ARE | Alto Rendimiento Empresarial

prev next

Alto Rendimiento Empresarial

...... El arquero, sin embargo, no siempre puede escoger su campo de batalla, de modo que vuelve a comenzar tu entrenamiento y prepárate para situaciones desfavorables......

(Paolo Cohelo. "El camino del arco" 2008)

El proyecto Alto Rendimiento Empresarial nace en el 2007 del firme convencimiento de que una empresa es como un deportista. Si bien el deportista es especialista en una disciplina, necesita que todas las distintas áreas emocionales y funcionales de su cuerpo funcionen. Cada área es clave y debe cumplir su función específica en el momento que se precisa para que el conjunto funcione perfectamente, progrese y logre cumplir con éxito la acción prevista.

Así como el deportista debe entrenarse constantemente para conseguir que todas las áreas de su cuerpo se desarrollen de la mejor forma y conseguir de esta manera conseguir el éxito, la empresa tiene que desarrollar todas sus áreas funcionales para llegar a ser excelente en su actividad y cumplir con su principal objetivo, además de motivar y entusiasmar a su equipo humano: satisfacer a sus clientes.

El Entusiasmo es la clave que permite a la empresa enfrentarse a situaciones desfavorable y superarlas.

Nuestra idea para las empresas del siglo XXI

Es en esta línea que se consolida la idea de Alto Rendimiento Empresarial. Ofrecer a la empresa programas de desarrollo integrales para que consiga una cultura de desarrollo integrado, ya sea en el desarrollo integral del factor humano (clima laboral, motivación, entusiasmo, fidelización interna, reconocimiento, incentivos, equipos de alto rendimiento) en la cual confluyen sentimientos y emociones durante su práctica, como en el desarrollo estratégico donde se sientan las bases para convertir este componente emotivo en un componente de crecimiento y consolidación de la organización.

La nueva visión empresarial ligada a los nuevos entornos competitivos y a los retos que el mercado propone a las empresas, pone en el centro de la organización el factor humano y el consecuente reconocimiento hacia la formación y el crecimiento personal.